Una hoja no tiene porque cortar dos veces

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. ¿Será que la piedra es muy grande, el hombre muy ciego o el resto de animales muy listos? No amigos, ninguno de ellos. Es simplemente que hay un tipo de piedra que es muy bella, y todos le damos mil patadas durante nuestra vida hasta dejar totalmente magullado a nuestro pie. A esta piedra, la llamaremos amor.

Tengo tan sólo unos escasos 19 años, y me siento aquí a hablar de amor. He hablado anteriormente de política, de la muerte, del pasado, del futuro, de la amistad, de ella... He hablado de mil cosas, de mil cosas que no conozco. ¿Pero acaso es pecado darse lecciones estúpidas a uno mismo? Si lo es que venga un juez y me condene, pues ninguna celda me privará de mi amor por escribir.

El amor es la mayor enfermedad y la mayor medicina. Son las alas más grandes y la piedra más pesada. El amor es la cárcel más infranqueable y la libertad más añorada. El amor es la felicidad, y la tristeza. Y esta complejidad y contradicción del amor es lo que hace que sea amado y odiado por igual. Amado por lo que se vive y odiado por lo que deja cuando se pierde. No os neguéis a él por miedo a lo que viene después. 

http://cuadrotorcido.blogspot.com.es/2010/07/no-es-tan-dificil-coger-una-hoja-al.html

¿Acabar? El viaje no acaba aquí, la Muerte es solo otro camino que todos tenemos que tomar. - Gandalf el Blanco


1 comentario:

marcasinvisibles dijo...

Me gusta mucho el primer párrafo.