Los soldaditos

Cada día lucho contra 758 soldados.
Cada noche consigo tumbar a uno de esos 730 soldados que me asaltan.

No hay nada más duro que combatir contra el tiempo y el espacio.
Pero no hay nada más irrompible que tener algo demasiado claro.

Aún no puedo predecir el futuro, no se puede prometer nada pues nunca sabes lo que ocurrirá. Por eso creo que no es bueno pronunciar lo típico de : Te lo prometo; o un: Te lo juro. Nadie sabe que hay detrás de la siguiente curva del camino. Pero todos sabemos el camino que queremos seguir. Yo lo tengo claro, un camino contigo. No te prometo ni te juro que nunca te dejaré ni que siempre estaremos juntos, el futuro es demasiado impreciso.

Pero estoy SEGURO de que hoy te amo, y mañana también lo haré.
Si lees ésto cada día, nunca dejaré de amarte.

Y seguiré combatiendo contra esos dos ejércitos que quieren destruirme y alejarnos, aunque estoy convencido de que no lo conseguirán.

1 comentario:

Ál dijo...

Romántico y esperanzador. Se nota que conservas bien esas dos cualidades... Se nota que permanecen puras y que siguen su línea, muy adecuada por cierto. No dejes que El Crepúsculo ( la saga) con su falso romance te tiña, tú ya eres un crack sin ayuda de nadie.