Mi reino por un beso

"Mi hermano, mi capitán, mi Rey..."

Así despedía Boromir al mundo y a Aragorn en El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo. En los tiempos antiguos nadie era más poderoso que un Rey, ahora ser Rey no significa nada. 
El Rey era el más rico, el Rey imponía Justicia, escribía las Leyes, sentenciaba muertes... La palabra del Rey era sagrada y su cabeza intocable.

´"Simba, algún día todo esto será tuyo"

Eso le decía Mufasa, el Rey León, a su hijo y heredero Simba. Un Rey es poderoso porque su poder no tiene límites. Sus tierras pueden abarcar tantos kilómetros que sus súbditos podían creer que todo el mundo era suyo. Tierra, mar y aire. Montañas, lagos y bosques. La justicia del Rey parecía no tener límites.

"- ¿Un hombre puede ser valiente cuando tiene miedo?
 - Es el único momento en que puede ser valiente, Bran."

Así contestaba Eddard Stark, Señor de Invernalia y Mano del Rey a su hijo Bran cuando éste le preguntó si un Rey podía tener miedo.
Un Rey es valiente, un Rey es fuerte y listo. Un Rey es todo lo que cualquier hombre quisiera ser.

Yo no soy ningún Rey, ni heredero, ni señor de nada. Y seguramente tú tampoco lo seas. Si lo eres, yo no pienso arrodillarme. Las cosas han cambiado, ahora los Reyes pueden tener mucho dinero pero ningún poder. Los Reyes siguen teniendo sus tierras, pero no abarcan tantos kilómetros como años atrás. Y cada vez hay más gente que quiere echar a los Reyes de sus tronos, Republicanos. Yo soy Republicano, y escritor.

Un escritor es más poderoso que un Rey. No puede imponer Justicia, ni crear Leyes ni sentenciar muertes. No tiene miles de kilómetros de tierras y no tiene porqué ser fuerte, valiente y listo. A no ser que entre en su Reino. Todo escritor tiene su Reino personal, y este Reino no tiene barrera ni límite alguno.
El Reino de un escritor no acaba nunca, pues si llega al final el escritor sólo debe seguir creando. Fácil, ¿verdad? Ahí reside todo el poder de un escritor, imaginación. Puede crear Reinos en un instante. Reinos con castillos enormes y torreones que parten el cielo en dos. O Reinos con edificios que rascan los cielos y coches que tal vez ya puedan volar. ¡O tal vez Reinos donde Dragones y Robots combaten día tras día! El Reino de un escritor puede ser como él desee. Las tierras de un escritor pueden ser las mas fértiles del mundo, sus aguas las más claras y sus aires los más limpios. El Reino de un escritor puede tener los lagos más externos rodeados de los bosques más frondosos tras las montañas más altas. Pero si quiere no tiene porqué tener lagos, bosques ni montañas. Si quiere no tiene porque tener ni siquiera agua, aire y tierra. Los Reinos de los Escritores no tienen fin.

Además cualquiera puede entrar en su Reino, siempre que así lo quiera el Escritor. Un Escritor puede enamorarse de tal forma ante el Reino que ha creado que decide llenarlo de gente y animales. Decide darles un nombre a esa gente, darles una vida y meterles en una historia. Y luego decide compartir su Reino con quien quiera. Que generosos somos. Mi Reino es muy extenso. Cada entrada de este Blog ya llena una parte de mi Reino, algunas entradas abarcan más tierras que otras. 

Pero todo Escritor puede decidir dar su Reino, su libro, sus historias, su imaginación, su todo... por una Dama. Al final, cualquiera puede rendirse ante el amor. 
Que ingenuos. 
Que tontos. 
Que cobardes. 
Que valientes.

Daría todo mi Reino por un beso. Daría a Luis, el jugador de cartas. Regalaría esa cuesta con cristales para atravesar. Me desprendería de la esquina doblada. Eliminaría de mi vida los recuerdos musicales. Echaría a patadas todas las tierras tristes del pasado amor doloroso. Los daría a todos y cada uno de ellos, por un beso.

Ahora sólo me falta encontrar a la Dama.

5 comentarios:

Mist dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo: un escritor es aquel que posee más poder para crear o destruir a su antojo y todo con un poco de imaginación. La entrada me ha encantado :)

DNI dijo...

Muchas gracias, la verdad es que he estado un rato pensando cómo escribirlo porqué no sabía que decir de los Reyes, sólo tenía en mente la parte de los Escritores.

Estos comentarios animan, gracias de nuevo.

Nocheluna dijo...

Sin palabras... Y eso que yo también soy escritora o al menos lo intento

Nocheluna dijo...

Sin palabras... Y eso que yo también soy escritora o al menos lo intento

Anónimo dijo...

¿Darías a Luis un beso?