¿Sientes?

A- ¿Qué tal el día?
B- Pff... nada nuevo. Un día más, como siempre. No sé ni porque preguntas, sabes que todos los días son iguales.
A- Todo tiene algo especial, incluso lo que parece más corriente tiene su punto.
B- Si tú lo ves así...
A- Se te nota... cansado, lo he visto cuando llegaste.
B- Ya... no he tenido un buen día.
A- Vaya, bueno la verdad es que yo tampoco llevo una buena racha, me siento... solo...
B- ¿Solo? No entiendo...
A- Sí... es como si la gente ya no me mirase, ni me escuchase, ni me sintiese...
B- Emmmh... ¿Sentirte?
A- Claro, sentir a los demás. Es como cuando ves a alguien y notas sus... sentimientos. Sabes si está triste, feliz.. cabreado tal vez.
B- Polladas... ni que tuviésemos poderes.
A- Podría llamarse el poder de la amistad... Todo el mundo puede saber como se sienten sus amigos al verlos. Son como uno solo. La amistad es un lazo muy fuerte. Un amigo lo es todo, te ayuda cuando le necesitas. Y ese vínculo tan fuerte permite llegar a sentirlo, además de percibirlo por los cinco sentidos, puedes... utilizar un "sexto sentido". Todos podemos saber como se sienten nuestros amigos.
B- Emmh... no, yo te veo como siempre, aunque me hayas dicho que llevas una mala racha.
A- Yo te noto... triste, molesto... un poco de todo. Un cúmulo de sentimientos. ¿Sabías que las personas pocas veces se sienten de una única forma? Siempre tienen más de un sentimiento. Por ejemplo la rabia y la tristeza suelen ir juntos, pues la rabia es el disfraz de la tristeza. Y yo te siento a ti.
B- Yo a ti no, ¿significa que no eres mi amigo? ¿Que yo no puedo sentir ni a mis amigos? Dios, no me gustan estas cosas.
A- No... ¿Pero como quieres llegar a sentir a los demás si no permites que nadie te sienta a ti...?
B- No entiendo...
A- Nunca has oido la frase de : "Para saber amar primero hay que ser amado. Para saber odiar primero hay que ser odiado". No puedes sentir a los demás, si te cierras a ellos. No consigues nada yendo solo, cerrándote, no dejando que la gente te sienta. Debes abrirte, y así cuando veas a un amigo podrás pensar: ¡Hoy debo ayudarle!, o tal vez: ¡Se le ve contento!. ¿Lo entiendes? Debes aprender ese... "poder", todos mostramos nuestros sentimientos y estados de ánimo, pero solo unos nos miran en vez de vernos.
B- Sigo pensando que es una tontería.

3 comentarios:

Ál dijo...

El valor de la amistad... Pero como todo en esta vida, la amistad tiene un precio. Y como todos en esta vida, todo el mundo tiene un precio por el que está dispuesto a venderse. Evidentemente, no hace falta mencionar que el precio no tiene porqué ser dinero, no?

DNI dijo...

Eso se sobreentiende, la amistad no tiene precio, tiene valor.

Anónimo dijo...

Me Encanta (: Me identifico Bastante Con el dialogo.