Espejos que bloquean

Y corres, corres como un desesperado. Lo sabes, te lo dicen, incluso tú mismo te lo gritas. Debes llegar.
Es un camino largo, duro. Hay subidas, también bajadas. Pero debes correr. No importa lo cansado que estés, lo que te duelan las piernas. No pares,y sobre todo, no retrocedas.

Cada unos cuantos metros un espejo enorme te bloquea el camino. Si quieres rozar esa esperada meta debes atravesarlos, uno a uno. No puedes evitarlo. Y corres. Los atravisesas. Notas como la sangre cae, como los trozos de cristal de cortan. Como tu reflejo te incita a retroceder.

Pero sigues corriendo. Cada vez más. de vez en cuando tienes suerte. Una ráfaga de aire a tu favor. Una bajada. Un patinete abandonado. Otras veces la suerte no te acompaña. Una subida larga. Un tropezón,. Un espejo.

Pero... ¿no lo entiendes?

La vida es un camino.
Debes superar subidas, esas rachas duras que te dicen: no sirves.
Debes caminar, debes vivir. Debes luchar.
A veces tus miedos son tus peores enemigos. Pero eres tú. Tu reflejo. Ese espejo que te corta lo creas tu mismo. Destrúyelo o no morirás contento.
Siempre te viene ayuda. Amigos, familia, ella. Esa ráfaga de viento, esa bajada...

Y finalmente, llegas.
Lo has conseguido.
La has palmado.
Sí, en el fondo nos esforzamos tanto, luchamos, corremos, para morir.

Pero coño. Si muero. Que sea con la cabeza bien alta.
He luchado por mis sueños.
He tenido dificultades, pero las he superado.
Los miedos me abarcaron, pero acabé con ellos.
Siempre había alguien que cuando iba a caer me susurraba: corre...
Y ahora, he muerto.
Y en mi tumba podré poner: Mi vida fue la ostia.

Por eso, pienso pasarme toda mi puta jodida vida corriendo y partiéndome las piernas. Pienso estar todo el tiempo empujando a esas personas que quiero. Porque lo sé, lo noto. Siempre hay alguien que te necesita. Y si la historia acaba bien... aunque muera... ¿Qué más quiero?

Voy a conseguirlo TODO. Todos esos sueños los cumpliré. Voy a correr como un desesperado. Y de aqui a muchos años. Porque seré como Bilbo Bolsón, VIVIRÉ MÁS DE 111 AÑOS!!!

Cuando sople mi última tarta. Pensaré:

Toda mi vida luchando y ahora me apago en un segundo... valió la pena.

Lucha, vive, corre, grita. NUNCA te rindas. Aguanta todo lo que te venga. Y sobre todo: sé útil

1 comentario:

Ál dijo...

Y si te dijera que la vida es un estanque? En fin, da igual, sigamos bajando la bajada o subiendo la subida juntos. Dos valen más que uno, señor escritor.